La prevención del cáncer de colon incluye varios factores para tener en cuenta.

 

La alimentación es uno de ellos.

 

La dieta tiene un rol fundamental igual que el estilo de vida.

 

Una vida sedentaria no es recomendable.

 

 

 

La Lic. Paula de Haro indica algunas recomendaciones para evitar el cáncer colorrectal.
En principio la propuesta es aumentar el consumo de frutas y verduras.

Cuanto más variedad de tipo y color haya, mejor.

 

 

 

 

 

 

Las legumbres se pueden incorporar de a poco en la alimentación para evitar flatulencias.

 

 

 

 

 

Consumir cereales integrales y evitar harinas blancas.
Es elemental el consumo de agua, aumentarlo las personas que no tiene el hábito de beber diariamente.

 

 

 

 

 

 

En lo posible, no tomar bebidas azucaradas.
En cuanto a las carnes rojas, la recomendación es controlar su consumo.

 

 

 

 

 

 

Del mismo modo que alimentos con alto contenido de grasas.

También evitar el consumo de comidas ultra procesadas.
No fumar y evitar el consumo de alcohol forman parte de las recomendaciones esenciales.